Tras la lucha de Cristina Hernández Amar personal de superación, emprendió otra a la que dedica gran parte de su tiempo: intentar poner de manifiesto y solventar las limitaciones de la sanidad española en el ámbito de los amputados y ayudar y asesorar a otras personas con experiencias similares.

Es necesario, según Cristina, una mejor formación de los profesionales que traten con personas que sufren una amputación, así como destacar la empatía y la comprensión con el paciente como dos valores fundamentales en su trabajo.

Por ello, Cristina dentro de un programa de actividades de formación , investigación y docencia, promovió la creación de la Especialidad para la Mejora de la Funcionalidad del Amputado en la Universidad Rey Juan Carlos.

La Especialidad EMFPA dio comienzo en el curso 2007/2008 y cada año se sigue realizando, con la entrega de diplomas en los Cursos de Verano que celebra la Universidad RJC en Aranjuez.

En un marco mas general, aboga por un Proyecto de Concienciación Social destinado a fomentar la incorporación total , en la vida profesional, social y familiar, de las personas con discapacidad.